La técnica estereoscópica

 

Inicio Documentación Imágenes Programas Materiales
Atrás
Construcción de un estereoscopio de espejos
Adelante

L. Medrano 2, Carne de Soria Pura, tu carnicería online

Para de fumar YA

 


Es posible encontrar en el mercado diferentes modelos de estereoscopios de espejos, no obstante, indicaremos una sencilla forma de construcción.

Su fundamento estriba en conducir a cada ojo imágenes provenientes de fotografías de gran formato por medio de un sistema de cuatro espejos. La imagen es recogida desde un plano horizontal por espejos situados a 45º de este, y la refleja hacia otro espejo de menor formato, paralelo al primero, que, a su vez, refleja el haz luminoso hacia las pupilas del observador.

El modelo ilustrado en la figura permite observar fotografías de unos 30 X 30 centímetros. Si no se va a trabajar con formatos mayores de unos quince centímetros, puede ser suficiente con unos espejos laterales de 10 X 10.

 

Esquema de construcción de un estereoscopio de espejos visto desde su parte posterior.

Es importante no fijar definitivamente las piezas sin comprobar la correcta alineación de los espejos.

Igualmente, hay que asegurar que la nariz y barbilla del observador se alojan cómodamente junto al aparato en el momento de la observación.

 


Los espejos a emplear conviene que estén plateados superficialmente, ya que, de lo contrario, cada cara del espejo produce una imagen, con lo que el haz se desdobla finalmente en cuatro imágenes distintas que producen cierta incomodidad.

Para la creación de plantillas y máscaras de cara a la colocación de las fotografías del par, conviene conocer la separación efectiva que corresponde al estereoscopio. Esta distancia es la separación de los espejos laterales a la altura de los espejos centrales.

En sentido estricto, esta distancia depende de la distancia interpupilar del observador, por lo que la calibración del aparato debería realizarse para cada usuario, pero las diferencias son lo suficientemente pequeñas como para no tenerlo en consideración.

La cuantía de la separación efectiva puede determinarse sencillamente pintando puntos correspondientes en un folio observados por medio del estereoscopio.

Primeramente, se cierra un ojo y se dibuja un punto en el campo visual del ojo abierto, seguidamente, se abren los dos ojos y se dibuja otro punto en el campo visual del ojo antes cerrado coincidiendo con el primero. La distancia que separa ambos puntos es la separación efectiva correspondiente al aparato.

Es preferible realizar la operación indicada varias veces y obtener la media. La distancia finalmente obtenida, representa la separación a que han de encontrarse los puntos correspondientes más lejanos de las fotografías.

Dado que el modo de actuar de este estereoscopio es análogo al de un partidor de haz para la obtención simultánea de las dos imágenes de un par, es posible adaptarlo para este uso.

Para ello, es necesario que los espejos centrales se encuentren yuxtapuestos, por lo que estos han de poder desplazarse hasta la parte central del aparato. Esto puede realizarse desplazando los espejos sobre su plano de apoyo, o mediante el desplazamiento de los soportes.

La base estereoscópica, en este caso, coincide aproximadamente con la separación efectiva del estereoscopio. Si se desea emplear bases de otra magnitud, es necesario desplazar lateralmente los espejos exteriores.

   
Atrás

Adelante